La importancia de la lectura


el amanecer arribó justo cuando la última lágrima de su mejilla terminó de secarse.
habían pasado horas milenarias, minutos centenarios & segundos anuales. cada fragmento de lo que definimos & medimos como tiempo aumentó dramáticamente su lento transcurrir. su rostro había cambiado la hermosa fisonomía. el líquido salado había hinchado sus bellas facciones & enrojecido el blanco espacio alrededor de esa rueda esmeralda que siempre le traía halagos de belleza. las mejillas aún lucían la ruta del seco caudal de lágrimas, en su parte superior tenía un poco ensombrecido el camino pues el maquillaje se había corrido,solo un poco. los negros cabellos enmarañados por las manos desesperadas que toda la noche los rozaron, seguían desprendiendo un aroma celestial, el aroma que de todas emana & que vuelve idiotas a los varones: perfume de mujer. el vestido carmesí antes impecable, ahora mostraba surcos, pliegues producidos por una ajetreada noche de remolinos entre edredones & sábanas de seda. remolinos, sin embargo, no de amor, remolinos de dolor: de coraje: de desesperación.
una zapatilla yacía al borde de la cama & la otra sobre el tocador, mismo que presentaba el espejo roto por el tacón rojo que estrellóse contra él apenas llegó la dama, 3 horas antes. su bolso había vibrado innumerables veces, ninguna de ellas había recibido la pertinente atención. "sinvergüenza". "cobarde". "imbécil". "patán". con cada nueva llamada, venía un nuevo adjetivo despectivo, por suerte su vocabulario era vasto & a lo largo de la noche no repitió ni uno solo, nombrando más de 30. quizás le había tocado alguno de estos improperios a una "amiga" desesperada [& descerebrada] que quería saber cómo estaba su "amor",su "nena",su "bff",su "bebé" o cualquier otro apelativo similar, incluso, alguna la había llamado "bitch"o "perra". "patéticas" pensaba ella, pero guardaba silencio para evitarse confrontaciones. había 3 personas que en verdad apreciaba más que otras solamente frecuentadas porque eran buena compañía para salidas nocturnas. hablaría con las relevantes después.
estaba deshecha.
su energía se había disipado con acciones innecesarias. llantos, golpes, movimientos bruscos & violentos en su colchón. todo dispensable pero tranquilizador.el cuarto irradiaba calor. su cuerpo irradiaba calor. sus ojos irradiaban calor.
pero los sentimientos eran gélidos. helados. indiferentes. por unos momentos sintió que sería incapaz de anhelar algo de nuevo. para siempre poseería un vacío voraz & mortal. mas duró poco la sensación de inmensa desolación, pocos pero,otra vez, eternos minutos. la fatiga, sin embargo, no amansaba la bestia de la ira. como una inyección de adrenalina sentía que podría correr sin parar de una ciudad a otra, quería destrozarse las plantas de los pies para experimentar si así volvía a sentir algo. pero era un hecho que el motivo del disgusto se había perdido en el olvido momentáneo, muchas horas atrás. como un hábito se había convertido en algo que estuvo & con tanta intensidad que parecía haber estado ahí desde siempre.

con el amanecer, la razón se impuso a la pasión & empezó el proceso lógico:

comenzó a recordar...

habían llegado antes de lo planeado. la invitación decía 20:00 hrs, pero es concilio popular que nadie, enfatizo: NADIE, llega a esa hora. ellas,empero, llegaron puntuales. tres amigas. las inseparables. más hermanas que amigas & también más amigas que hermanas. ella portaba un vestido mucho más llamativo que sus acompañantes & con razón,:él iría esta noche. en cuanto a las restantes, como ellas lo llamaban:"iban de cacería", nada formal, nada importante, ergo: arregladas "casual". el lugar, como se podría imaginar, estaba más muerto que dios. pero frente a ellas se erguía como un monumento salvador: la mesa del licor. pasaron 5 minutos criticando el lugar. risas burlonas. chistes de los cuales solo ellas conocían el significado & susurros para decidir cuándo sería el momento correcto para ir presurosas por líquido embriagante. pasaron 11 minutos. llegó sólo una muchacha con su novio & no los conocían. la decepción fue el detonante que necesitaron para acudir a la improvisada "barra". ella no era de las que gustaban de "contonear" su caminar para llamar la atención, a las otras dos no solo les gustaba, parecía que ponían su vida en hacerlo. bamboleo de caderas y repiqueteo de tacones en el suelo. para darle un toque más impactante: risas agudas & estridentes que captaran la atención de los presentes, lamentablemente, los únicos presentes eran el "bartender" que era un pobre infeliz de los que se mueren por tener amigos & hacen labores que nadie quiere hacer & la pareja que, más madura que las señoritas "modelos" que desfilaban en su idílica pasarela, rieron para sí.
llegaron al encuentro del idiota que les serviría toda la noche. con una sonrisa imbécil en la cara & sin apartar la vista de los pechos de la que estaba mejor dotada de las tres preguntó:
"¿Qué les sirvo MUJERZUELAS?"
sí, "mujerzuelas". pensó que tendría un efecto embelesante con sus interlocutoras pero recibió improperios como :
"¿¡Qué te pasa pinche "loser" "teto" idiota asqueroso!?",
"¡Mujerzuela tu mamá!".
después de que el rubor hizo su veloz & avergonzante aparición & luego de algo así como 25 disculpas a las damas, el "losertetoidiota" sirvióles: whisky con soda de manzana a ella, vodka con jugo de naranja a las otras dos. bebieron despacio, la noche era larga & su resistencia poca. no querían parecer novatas "preparatorianas". esas épocas habían pasado.
la música era la esperada: mala pero de moda. sonaban canciones bailables cuando las únicas personas dentro del recinto se movían tanto como las montañas. parecía reunión de amigos [o de rocas], en vez de fiesta "masiva". de vez en cuando la terna de ansiosas miradas femeninas se posaban en la entrada para decepcionarse segundos después pues sus deseos de compañía prometida no se materializaban. ni para ella, ni para ellas, las cazadoras.
pasaron 60 minutos.
canciones solitarias sin danzantes que las disfruten & bebidas ingeridas por aburrimiento extremo. habían llegado 20 personas más, todas ellas desconocidas para las muchachas. las miradas se cruzaban examinándose, criticando, comentando vestimentas, peinados, maquillajes, acompañantes: TODO. todo era minuciosamente alabado o destrozado verbalmente. muchas veces más destrozado.
risas fingidas. besos hipócritas. alabanzas inventadas. cariño ficticio. amabilidad forzada. todas esas maravillas humanas desfilaban por doquier. "patéticos" pensaba ella. el trío de damas se enfrascó en una charla cuyo comentario detonante lo hizo una valiente "criticona" profesional que para romper el hielo, se aventuró a decir:
"oye pero qué H-O-R-R-I-B-L-E se viste A____, ¿ya vieroooon?". como el bicarbonato con el agua o la sal con las lombrices, detonó una marabunta de risas inmediatamente seguida de improperios & bromas sobre el vestuario de la pobre A____.
20 minutos después del inicio de la marea de insultos, cesó. terminaron abruptamente porque la energía eléctrica cortó su suministro. insantáneamente la oscuridad & el silencio musical se adueñaron de la fiesta, pero quizá más rápido que el silencio, llegó el estruendo de gritos femeninos, alguno que otro masculino & risas nerviosas que provenían de los dos géneros casi por igual. si alguien hubiera prestado atención segundos después del incidente, habría habido conflictos por la cantidad de adjetivos despectivos lanzados unos a los otros. pero nadie estaba ni suficientemente consciente por las bebidas ni preparados para un imprevisto eléctrico. la histeria duró los mismos 2 minutos que tardó la electricidad en volver a circular, pero la retroalimentación con comentarios dizque "chistosos" duró, para algunos, toda a fiesta.
mas la luz trajo un regalo a su regreso, se abrieron las puertas de bienvenida & 4 amigos llegaron con bolsas plásticas que contenían dos botellas de agua mineral & dos botellas de whisky. la esperanza de las damas al fin se convirtió en hecho & sus acompañantes hacían su entrada triunfal a la todavía aburrida celebración.
como si se tratara de un reencuentro después de una sangrienta guerra o tal vez el retorno de una larguísima ausencia, las damiselas corrieron al encuentro con sus prospectos amorosos. brazos abiertos. miradas absortas. sonrisas sinceras. cariño verdadero. probablemente el primer acto carente de hipocresía. los caballeros sintiéronse magnánimos. sonrisas prepotentes pero en el fondo también honestas. un brazo seguía cargando las bolsas, mientras el otro se curvaba para recibir a las mujeres que alababan su llegada. besos en la mejilla. abrazos largos. preguntas obligadas: "¿por qué tardaron tanto?","¿de dónde vienen?", declaraciones habituales: "pensamos que ya no vendrían", "¡sí, pensamos que nos habían dejado plantadas!". más sonrisas. un poco de alegría para tan deprimente celebración. enseguida llegaron, se apoderaron de la música. poco a poco, los demás asistentes que conocían se alegraron de verlos y acudían a saludarlos, solían ser la parte "divertida" de las reuniones. cambiaron el ambiente. las canciones bailables ahora sí eran aprovechadas. las risas invadían el local. los decibeles se incrementaron. el alcohol ayudó & ayudó & siguió ayudando. botella tras botella. tequila, ron, vodka, whisky, mezcal, brandy: todos invitados también.

pasaron las horas. después más horas. personas se marcharon, otras se quedaron embarradas en sillas,en esquinas & hasta en escusados. los menos ebrios captaban la atención con pasos de baile tambaleantes. los más, lloraban sin razón en hombros de los que descansaban en el reino onírico. los alcoholizados platicaban. platicaban & platicaban. otros mandaban mensajes de celular de los que se arrepentirían al día siguiente. algunos más hacían llamadas, que igualmente, en un estado óptimo, no realizarían. los restantes, platicaban. la terna femenina se había separado. ella se encontraba suplicándole a su madre angustiada & hastiada que la dejara más tiempo en la fiesta. mientras tanto, una de sus amigas platicaba con su "prospecto". él ya se contaba entre los más tomados, no obstante su lenguaje se tornaba complejo. leía mucho & el alcohol en vez de mermar su vocabulario, lo elevaba a niveles que la imbécil de su interlocutora no lograría comprender, probablemente, jamás. la risa era prácticamente la única respuesta que podía obtener de la señorita & lo que clasificaba a las palabras expresadas como "conversación" & no como monólogo. irremediablemente, el monólogo-conversación derivó a lo único que los entrelazaba: Ella. unos tragos. palabras escupidas. risas emitidas. más sorbos. más palabras. ahora sonrisas. más palabras, las cruciales:

-"Es que, la neta, no sé. Me encanta, en serio me enloquece, pero es demasiado pusilánime. Además vivo con una tremenda zozobra, no sé si me hará caso o no."

su interlocutora esta vez no emitió sonrisa alguna. creyó haber entendido el contexto e incrédula se llevó la mano a la boca. escandalizada por lo patán que resultó ser él, salió corriendo en busca de su amiga que aún encontrábase enfrascada en una batalla materna por la permanencia festiva. llegó & con un gesto manual ejemplificando una decapitación le indicó que lo mejor sería que colgara urgentemente. por un instante la amiga cuestionó mímicamente la orden alzando los hombros, cejas & enseñando la dentadura & gesticulando un exagerado:

-"¡¿Por qué?!¡¿Qué pasó?!"
-"Vámonos ya, ahorita te cuento" contestó su amiga.

terminó la imploración con un "ya nos vamos,bye" & presurosa fue al encuentro de la amiga, quién a su vez había ido en busca de la última integrante de la terna. ya juntas las tres, una escandalizada, otra preocupada & otra ahogada, subiéronse al coche de la que tenía una noticia brutal por contar...

el bullicio de la fiesta era sólo producido por la música a elevado volumen que aún emanaba, las voces se habían apagado, disminuidas por la imposibilidad de los asistentes para seguir gritando, cantando, platicando o riendo. eran las 3:45 am, muy tarde o muy temprano, depende de si eres padre o hijo. la circulación era principalmente de gente ebria huyendo a sus casas tratando de eludir a la policía, papás enojados o papás adormilados o papás preocupados, taxistas que aumentaban hasta en 500% la tarifa normal & la minoría: los llamados conductores designados. & en uno de ésos vehículos noctámbulos, se encontraban 3 amigas...

-"Estoy así de "No mames", o sea, neta así de "¿Qué pedo?¿Qué te pasa güey", es que así tipo que no mames."
-"Ya, cuéntame, por fa."
-"O sea, estaba hablando con él ya sabes ¿no?, así casual, equis, buenacopa, así casual. & o sea, así, de repente, así ¡fuff! ¡se volvió loco güey! me dijo algo así como: "Me gusta cañón pero es demasiado PUTA...¡neta güey! & luego el idiot cínico patán me dijo que vivía con una tremenda ZORRA!"

las caras de incredulidad & los insultos nacieron al instante. abrazos & lágrimas vinieron después. el camino fue una crítica brutal al "imbécil pendejo ése" que se había atrevido a proferir semejantes improperios. el trayecto alborotado se convirtió en el arribo a su casa, deshecha, confundida, enojada, ultrajada. su mamá la esperaba medio despierta, con un mensaje fue suficiente para avisarle que había llegado. entró a su cuarto & la zapatilla se estrelló contra el espejo. empezó la sarta de insultos. los mensajes & llamadas a su celular & los océanos de lágrimas derramados...

al recordar todos los hechos, conociéndolo & conociendo la "inteligencia" de su amiga, supo que algo estaba mal. agarró su bolsa & vio las 37 llamadas perdidas & 25 mensajes. 30 eran de el par de amigas. 7 eran de él.
20 mensajes eran de ellas. 5 de él. leyó el texto. los femeninos eran los mismos insultos & consolaciones ya escuchados. los de él eran de confusión, no entendía porqué se había ido así "de la nada" & porqué su amiga había reaccionado así. decía también que la quería mucho, que se veía muy bien & que le había dado un gusto tremendo verla. la confusión aumentó & aunque era temprano, estaba cansada & seguro él también, llamó para aclarar las cosas.

Ring. Ring. Ring.

contestó él, con voz antes aclarada & fingida para no parecer somnolienta. lo saludó ella, más severa que de costumbre. después fue directo al embrollo.

-"¿Qué le dijiste de mí a mi amiga?"
-"Eh,pues nada malo, lo juro. Sólo le dije que eras un poco necia & que no sabía qué querías"

antes de su contestación, por la mente adormilada del joven, se libró una batalla entre decirle la verdad o no, fue rauda, su mente era veloz, & ganó la honestidad pues por lo que parecía algo había entendido mal la "sagaz" amiga.

-"¡Ay no!...¿en serio? pero ¿por qué entonces inventó algo bien tonto? ¿cómo se lo dijiste o qué?
-"Chale, pues la verdad ni me acuerdo, pero supongo que me puse medio de mamón a hablar muy acá..."
-"¡Ay! ¡acuérdate por fa!

después de intentar recordar las palabras exactas, llegaron a la conclusión de que "pusilánime" & "zozobra" eran las que más se acercaban a la "interpretación" que le dio la estúpida amiga. risas, risas & más risas. no podían creer el nivel de idiotez & cómo por una plática entre dos prácticamente desconocidos aunado a la ignorancia de la interlocutora, un inmenso problema se había generado.

.
Pusilánime dista muchísimo de puta.
Zozobra, aún más de zorra.
no obstante, la mente deficiente se las arregla para tergiversar el lenguaje, arrastrar al coraje, a la desilusión, a la tragedia a un tercero & además creer que se está ayudando.

aumenten su vocabulario.
un poco más de lectura, por favor,

no sean pusilánimes.




de todas las enseñanzas que le habían dado a Ulrico Buenaventura, su padre le había hecho especial hincapié en la que a su juicio era la más relevante: "ser recordado como un buen hombre". esa frase, sin embargo, había dejado de describir a Ulrico desde el día aquél en que con un arranque de ira & rencor incontenibles, había preparado para su padre un rico guisado de pejelagarto con una cargada guarnición de arroz aderezado con cicuta, lo que causó el cese respiratorio del siempre bien recordado Urías Buenaventura. la causa de la ira & del rencor, era que el viejo no había permitido que Ulrico cobrara "de más" en la maderería que regentaban. desde esa tarde, el joven Buenaventura decidió jamás volver a comerciar con ningún otro objeto & mucho menos con madera.pero además de esa inofensiva decisión, con la adrenalina a tope pero sin remordimiento alguno mató a uno de sus progenitores. después de meditar, comenzó la travesía que lo llevaría, según sus planes, hasta una lejana & olvidada población en la cual empezaría su carrera criminal, al menos "formalmente".

con sólo 2 monedas restantes dentro del trapo sucio & arrugado que usaba Ulrico como cartera, logró llegar al fin, habiendo dejado atrás 5 mujeres & muchos litros de alcohol, a su deprimente destino: Vera Violeta "El Territorio Yak". de haber llegado 40 años atrás, habría visto a Vera Violeta como uno de los principales destinos turísticos de la nación, donde sus habitantes se jactaban de fabricar la mejor Crema Pastelera de Leche de Yak del mundo [mérito que quedaba reducido, pues la leche de Yak se limita a algunas áreas que se podrían contar con los dígitos disponibles] que además de su exquisito sabor, su color, en honor a su nombre geográfico: era violáceo. así como ostentar uno de los niveles más altos de turismo mundial, tanto por la calidez de sus habitantes, como por la belleza arquitectónica, climatológica & crómatica del pintoresco pueblo. no obstante, para el tiempo en que Ulrico Buenaventura puso su pie asesino en Vera Violeta, el pueblo no se jactaba de nada & ni siquiera figuraba como destino turístico, sus casas emitían quejumbrosos sonidos por lo ventoso del lugar & el abundante polvo violeta acumulado por sus angostos callejones, formaba sutiles esbozos con el aire,como si fuera el último artista del lugar con un blanco lienzo.
3 pequeños jugaban a dibujar algún garabato sobre el suelo violeta. sus risas & palabras al viento se vieron súbitamente interrumpidas por la silueta del forastero que se acercaba con paso tambaleante. Buenaventura había gastado la mayor parte de su dinero en alcohol & mujeres como se especificó antes, alcohol que había bebido hasta la última gota que le quedaba hacía sólo 2 hrs atrás ocasionando el bamboleo. el mayor de los 3 infantes asumió el rol de líder & siendo más valentón que valeroso, acudió al encuentro con el viajero. al ver que aquél enano aproximábase raudamente, Ulrico salivó portentosamente & escupió lo más lejos que pudo para marcar distancia. el etílicosalivoso líquido cayó a los pies del anonadado pequeñuelo, que abrió su mandíbula casi al punto de la dislocación & emitió un sincero:
-"¡Pa' su mecha!".
el forastero al saberse en control de la situación, prosiguió más cadencioso al encuentro con la cría de humano.
-"S-soy Ulric-o Buenaventura" tartamudeó debido a las bebidas ingeridas, "b-busc-o a el m-más sh-shingón...d-de por acá" rematando con un "cabrón." que al escucharlo, los núbiles oídos del chicuelo recibieron con un ahogado gemido de sorpresa.
- "Ejte, puej mire, joven, ¿será que bujca al Viejo Tar?" cuestionó el minúsculo homínido, con un acento propio de la región .
-"Po-s a ver, ll-llévame con es-e güey, si no q-quieres que te de un ma-d-drazo, chamaco inútil."
-"Ah pero si ni soy chamaco, ya ejtoy bien curtido, me llamo Simeón joven. Pero vamoj puej, que pa'pronto ej tarde."

Simeón, sus amigos & Ulrico Buenaventura, después de ese bizarro primer encuentro, caminaron juntos por el sendero que los conduciría hasta la vetusta residencia del no menos antiguo: "Viejo Tar".
-"Pero antes,"agregó Buenaventura, "quiero tragar algo porque me está rugiendo la tripa bien pero bien cabrón.".

Tarsicio Eluterio Vilavaro mejor conocido como el "Viejo Tar" era el ser humano más longevo sobre el árido suelo veravioletano. Buenaventura & sus guías lograron llegar a la casa. Digo "lograron", porque fue una hazaña, debido a que al forastero el alcohol había mellado el metabolismo & su estómago resintió la carga etílica, así que a medio camino tuvo que detener el convoy humano para expulsar la causa de su malestar, no sólo salió todo el alcohol no digerido, también los tacos de yak que había engullido unos minutos antes & que aún no eran destruidos por los jugos gástricos. los infantes emitieron un totalmente justificable gemido de asco, acto que Ulrico juzgó como "demasiado pelado" & abofeteó a cada niño dos veces, siendo Simeón el "menos" perjudicado pues le "caía bien". Habiendo limpiado los restos vomitivos de sí, el mayor de los homínidos pidió al líder infantil proseguir a su destino, cosa que hicieron instantes después. caminaron & caminaron. casas vacías, locales cerrados & ni perros que quedasen. algún yak escuálido "pastaba" en la casi inexistente hierba amarillenta & dura que quedaba por algún lugar donde se posara la vista. fue así, con ese deprimente paisaje & con los huaraches [los niños] & las botas [Ulrico] que al fin divisaron a lo lejos la inconfundiblemente naranja: Mansión Vilavaro.
de haber tocado la puerta 40 años atrás: un sirviente habría abierto las puertas de oro puro para dar bienvenida a los visitantes, habría revisado la lista de "visitas esperadas" mientras 10 guardias apuntaban sus mosquetes a los intrusos & como no habrían estado en ella, habrían hecho una sola pregunta: "¿Qué chingados quieren?" los visitantes habrían explicado sus razones & si por algún motivo cometían "una descortesía" como carraspear o no hablarle de usted a su interlocutor, los 10 guardias habrían descargado una lluvia de pólvora & plomo a los visitantes que habría perforado su cuerpo con una repugnante escena de violencia.
pero tocaron a la puerta de lámina 40 años después & la voz del Viejo Tar, rasposa & con hartazgo fue lo que salió de vuelta, aunque la frase,bueno, esa sí no cambió: -"¿Qué chingadoj-quieren?".
-"Ábrame viejo infeliz, que ya llegó por qui-ién llo-r-aba. ¡Ah jijo! sh-e alcohol es-staba pesad-ito" respondió Ulrico.
El Viejo se levantó de su mecedora al escuchar una voz que no le era familiar, asió firme el bastón de cuerno de yak & ceiba que usaba para compensar lo defectuoso de su rótula & más tarde que pronto abrió de par en par las puertas de la Mansión Vilavaro. en realidad de "mansión" tenía lo mismo que una de esas casas que se construyen "a granel" tiene, pero gustaba de la "importancia" que le otorgaba el apelativo a su residencia.
[Tarsicio Eluterio Vilavaro presumía sus 96 años con orgullo envidiable. las arrugas de su rostro no lo dejarían mentir, tampoco así los escasos cabellos albos que nacían del cuero craneal añejado. usaba lentes desde los 90, bastón desde los 38 por el estatus que le concedía en aquel entonces. sin embargo conservaba su dentadura original, nadie sabía cómo, pues jamás los había cepillado o siquiera enjuagado, sus dientes eran algo excepcional, resistente cual virus, cual él mismo. había sobrevivido 53 emboscadas & media, pues la "media emboscada" nunca culminó & logró acabar con ella con sólo palabras a sus adversarios. tenía 5 cicatrices de bala en las extremidades & 2 en la caja torácica. la voz rasposa se debía a los 24 cigarrillos que diariamente fabricaba & consumía. de su estatura máxima que algún día alcanzó los 222 centímetros, hoy las deformaciones lo habían reducido a 190, bastante imponente todavía para su edad. con esa figura colosal & con la experiencia que le habían dado los años, el Viejo Tar era el veravioletano más reconocido mundialmente, algún día fue dueño del pueblo entero e incluso fue considerado uno de los 5 humanos más acaudalados. pero con el declive de la economía en la población, también cayó el "Gigante Vilavaro", no sólo monetaria, sino físicamente, mas no mermó su presunción.]
Ulrico Buenaventura había soportado muchos insultos paternos a lo largo de su infancia, pubertad & temprana adultez, su paciencia era estrecha & su rencor inmenso. el tiempo de espera le había parecido eterno & al encontrarse sus 180 cm con los 190 del Viejo Tar, a pesar de sorprenderse por la envergadura del anciano, no mostró su sentir & le estiró la mano con una mezcla de ira & determinación, "así como todo hombre debe saludar",decía su padre. ambos repugnantes individuos estrecharon los cinco dedos de sus diestras manos & como si se hubieran puesto de acuerdo, al unísono espetaron:
-"¡Váyanse a ver si ya puso la marrana, pinches escuincles!"
presurosos & temerosos, los pequeños dejaron a su partida una efímera estela airosa de tierra violeta.
Ya solos, los dos hombres intercambiaron silentes miradas. los negros ojos del forastero miraban desafiantes, densos como ése hoyo que hace alusión a la coloración de su iris, con esa expresión que sólo se consigue cuando se ha asesinado a alguien. enfrente, 10 cm más arriba, éstos incandescentes carbones se topaban con dos globos oculares de un tono miel, triste, opacado por el paso del tiempo, pero que en el fondo, en ese vórtice oscuro como la obsidiana al que llamamos pupila, distinguíase un resplandor, una elegía de ésos tiempos de gloria.
-"Si hay algo que no se envejece, es la dignidad."
dijo el Viejo,como leyendo la opinión de su visitante
- "Ni lo caliente, viejo cabrón" complementó Ulrico al admirar los afiches de voluptuosas señoritas que ostentaba el Viejo Tar en sus paredes descoloridas.
- "Ta güeno, mucha opinión, pinche choto, pero todavía no me dicej ni quién chingadoj-erej ni qué chingadoj-quierej-tú acá."
-"Sereno, moreno. Mire-e, yo ya sé que te di-icen Tar, & e-esos chamacos me dijeron que eras el mero mero de por acá, ¿quíhubolas mi información,eh? pues tu pinchi "imperio" está jodido, ¿¡qué digo jodido!? ¡JODIDÍSIMO, CABRÓN! Por eso vengo-o.Yo soy Ulrico Buenaventura, para servirle ni a nadie ni a usted."

el viejo lo miró detenidamente unos segundos para después soltar una bestial carcajada. amagó con cerrar la puerta, pero la manaza de piel gruesa & tostada de Ulrico Buenaventura impidió la acción. el Viejo aplicó más fuerza, pero era como enfrentarse a una muralla. cuando de fuerza bruta se trataba, no había en ni en ese pueblo ni en todo el país, alguien que igualara la salvaje musculatura del asesino.
-"¡P'ala mecha! ¡pero si ejte chotito no salió tan ejqueletito!"
-"Se lo vuelvo a repetir Viejo," agregó un Ulrico ya sobrio, "no me provoque, hable conmigo & no tendrá problemas, una chingadera más de éstas & no respondo."

mala fue la decisión que el senil cerebro del anciano procesó.
llevó su artrítico brazo al bolsillo posterior de su overol beige de ex-trabajador, ahí donde siempre guardaba un paliacate por su alérgica herencia al polvo,ácaros & demás porquerías, pero siempre junto con el rojo pañuelo, estaba su preciada & reluciente pistola Colt. Buenaventura, no obstante, era intuitivo, analítico, aunque bestial en otros aspectos, su intelecto era algo destacable, portentosa su capacidad de anticipación & velocidad al pensar & actuar. con fortaleza asió el brazo amusculoso de Tarsicio Eluterio Vilavaro, como una serpiente constrictora triturando la osamenta de su presa, las falanges lozanas apresaban al antebrazo vetusto, frágil & poroso por el paso de Cronos. el rostro que parecía arado por el tractor de la edad se contorsionó con una mueca de dolor, la dentadura inmaculada, la única sobreviviente además de la soberbia de la áurea época de auge veravioletano, ésa salió, se mostró por última vez. minutos después, yacía con la boca cerrada, cubiertos los dientes por los labios & con un brazo roto, además del cráneo traumatizado por un codazo brutal, inhumano, asesino. asesino. asesino. así perecía el último vestigio que el mundo conocía sobre el pináculo de la población. había llegado el momento tan ansiado & bien planeado por ese forastero, al cual los nativos, adoptarían pronto como un hijo. por ese despiadado humanoide sin escrúpulos, de ideas trastornadas & conducta totalmente amoral. era el momento para que se alzara con el poder, realizara el trabajo arduo de reconstruir un pueblo, con el sacrificio adictivo que necesitaba para sobrevivir ese engendro sin sentimientos. pero con la satisfacción momentánea de triunfo mortal sobre la línea vital de un viejo desguarecido, con ese placer también vino a su mente como una herida fotográfica, un puñal doloroso que rasgaba su memoria, invocó aquélla frase tan repudiada. "ser recordado como un buen hombre". así que sagazmente: fue por un florero, lo estrelló en el suelo, rompió el recipiente & el bastón del anciano. no necesitaba de una escena completamente limpia de huellas digitales o cualquier otra "pista" pues no existía ningún forense, sin embargo sí quería fingir un accidente mortal para la opinión masiva, para que lo amaran con sus buenas acciones siguientes. para que lo alabaran por haber dádole un "Santo Sepulcro" al pobre Tarsicio, además de ser el "descubridor" de su cadáver.
"Pobre Viejo Tar" repetía la gente. pero Ulrico, carismático & manipulador tomaría el bridón de los descarriados habitantes con frialdad e inteligencia impasibles.
así se inició la ficticia historia del Viejo Tar & su fatal bastón de ceiba que le falló en el momento en que salía a recibir a :"El Ponderoso Forastero".Pero aún más destacable es el hecho que ahí también se iniciaba la leyenda, el mito de Ulrico Buenaventura que, fiel a su promesa, con su segunda calavera a cuestas & un pueblo nuevo para un glorioso ascenso, comenzaba a escribir su leyenda...

era una tarde tranquila. una de ésas hermosas pero que nunca recuerdas. en el aire viajaban las ondas radiales, convertidas a su vez en sonido, sonido de una esa canción de moda. canción que parece el mayor éxito musical jamás ideado, pero que en 15 ó 20 escucharás & dirás: "¡Uy! Tenía Años De No Escuchar Esa Canción. Es De Mis Tiempos..."

¿Qué, entonces, aquéllos ya no serán tus tiempos?...

era una familia cualquiera. era una mamá primeriza, preocupada, radiante. un padre trabajador, asustado, encantando. era un bebé hermoso, pequeño, sano. era un césped cuidado, recortado, verde. era un bebé pequeño, hermoso, sano. era una casa mediana, nueva, lista para habitarse. era un bebé sano, pequeño, hermoso. la casa estaba rodeada de árboles & fauna local. era un bebé sano, que gateaba. era un bebé al que le gustaba la melodía que salía del radio. le gustaba la sonrisa de su madre a la que inexplicablemente amamos. incondicionalmente. era un bebé al que le gustaba el sabor de la leche materna. le gustaba el calor materno. la voz paterna. el pasto verde. las texturas que apenas descubría después de su estancia líquida. ahí donde se desarrollaron sus órganos. donde comió por primera vez. donde se gestó después de ser esperma y óvulo. le gustaba empezar a ser consciente del mundo. reconocer diferencias & le gustaba gatear. era un bebé sano, pequeño, sano, hermoso, sano.

era un bebé que gateaba en una tranquila tarde, una canción de moda volaba en el aire, mientras sus dos padres enamorados de la vida & entre ellos, observaban con júbilo el máximo poder que la naturaleza les cedió: el poder de reproducirse, de Crear Vida. era un bebé que posó su mano sobre un montículo de tierra entre el pasto verde. era un bebé al que le encantaba el verde. era un bebé que levantó la mano del montículo terroso e intentó explorar mediante sus sentidos. era un bebé que olfateó sus pequeños dedos teñidos color café por la tierra. era un bebé que observó sus pequeños dedos teñidos color café por la tierra. era un bebé que procesaba la textura de sus pequeños dedos teñidos color café por la tierra. era un bebé que no oía nada cuando sus pequeños dedos teñidos de color café por la tierra se acercaban a su oído. era un bebé que probó sus pequeños dedos teñidos de color café por la tierra. era un bebé que tragó la saliva mezclada con la tierra de sus pequeños dedos. era un bebé que observó que sus pequeños dedos ya no estaban teñidos de café por la tierra & emitió una encantadora risa al sorprenderse por este hecho. de haber detenido los actos en el momento en que probó la audición:

el bebé sería recogido por su madre porque ya era hora de la comida. la canción en el radio terminaría & sería presentada por el locutor como: "The Future's So Bright, I Gotta Wear Shades" de Timbuk3. al momento de sembrar un beso en la suave mejilla, el bebé emitiría un sonido parecido a : "Mamá"que causaría la euforia de su progenitora, mientras su padre prepararía una hamburguesa deliciosa a la parrilla para él & una ensalada & atún para la madre (quería recuperar la figura prematernal). el bebé tomaría leche materna una & otra vez hasta caer dormido...

así, con una vida tranquila transcurrirían años apacibles. el ahora niño, sano & alegre siempre destacaría por su, por otras madres, envidiada inteligencia. devoraría libros & libros con un hambre voraz. su curiosidad bombardearía a los adultos con preguntas incesantes. sus maestros alabarían sus aptitudes artísticas e intelectuales. llamaría la atención su simpatía. tendría muchísimos, incontables amigos desde pequeño, siempre siendo él el líder u organizador de los minúsculos grupos de infantes escolares. sería el único amor de sus padres embelesados por el potencial de su hijo. Su carisma portentoso le proporcionaría beneficios de todas índoles. & crecería más. sería seguro de sí mismo, pero sabría mantenerse apegado a la moral de su sociedad. tendría conocimientos de la Historia de su patria & también Mundial. le interesaba la ciencia, el conocimiento del Universo, de su formación. sería bueno con la literatura, prodigioso prosista & poeta. no practicaría religión alguna, pero respetaría creencias ajenas. con las mujeres sería la envidia de sus amigos, las palabras que brotarían de su boca serían mucho más poderosas que cualquier atractivo físico que las muchachas buscasen. aunque su única pasión sería la musical. desde pequeño sucedía dentro de él algo especial con la armonía de las notas. descubriría el Rock a una edad temprana, así, entre sus bandas favoritas se contarían a el viejo rock inglés: Beatles.Zepp.Stones.Kinks.el Glam setentero de T-Rex,RoxyMusic & Bowie. la majestuosidad que alcanzaban las "bandas de estadio" como Queen o Dire Straits. & en su infancia& adolescencia le tocaría la etapa mágica, el apogeo del denominado BritPop.así sus paredes estarían adornadas con imágenes de los Gallagher, de Jarvis, de Albarn, de Brown, así transcurriría su etapa infantil, triunfando en todos aspectos acompañado de la música.

estudiaría una carrera en la que impactara a las masas ya que se preocuparía por la situación política-económica de su país. lograría una beca de 100 por ciento concursando contra muchos, incontables aspirantes. su nombre aparecería por primera vez en un diario de circulación nacional, destacándolo & calificándolo con la frase: "Futuro Prometedor". conocería a importantes e influyentes personajes que por vil & rastrero nepotismo llegarían a poderes altísimos en los podridos hilos conductores de su nación. algunas veces dejaría en segundo plano sus valores sociales & morales, actuaría para su beneficio aunque siempre prometiendo que cumplido su objetivo de estatus, haría todo, absolutamente lo necesario para el bien común, dejando a un lado el personal. viajaría. conocería otras influencias & corrientes de pensamiento. se impregnaría de todo lo bueno, fingiendo algunas veces para ganar la simpatía de un engendro semihumanoide que acapararía riquezas injustamente & trataría a buenas personas como si fueran sus símiles, es decir engendros semihumanoides primitivos faltos de toda conciencia moral & social, incapaces de amar. al igual que en su temprana educación, contaría con el aprecio de sus profesores, & también con el desprecio de algunos estudiantes que no estarían a su nivel o que, con las ya mencionadas habilidades amorísticas, nuestro prodigio les habría arrebatado a la muchacha que pretendían. Llegaría, pues, el pináculo de su estudio, el momento cuando recibiría su título & el estatus para ejercer su profesión. para ese entonces ya gozaría de una fama en los círculos de precandidatos para algún puesto público. en una foto saldría acompañado de sus padres & su novia, enseñando su mención honorífica. esa noche, al llegar a su hogar con unos caballitos de Tequila todavía siendo procesados por su metabolismo, se pondría los audífonos, buscaría el "Be Here Now" de Oasis en la biblioteca de su iPod, & se dormiría cuando "All Around The World" estuviera empezando. justo antes de que pasar al estado profundo del sueño, sonreiría inconscientemente, de pura satisfacción.

pasarían 2 meses, cuando el partido político de "Izquierda" más importante del país lo llamaría a sus tropas. el nuevo presidente del partido habría sido padre de uno de sus mejores amigos de la universidad & por vil nepotismo le ofrecería el puesto. el joven reflexionaría mucho antes de aceptar, pues sus principios se oponían fervientemente, sin embargo, decidiría aceptar, pues aún no había alcanzada el nivel jerárquico suficiente para emplear todo el poder en ayudar.
Su imagen, luego de un año, empezaría a ser impresa en los carteles de promoción para candidato a Gobernador de su Estado. el más joven jamás postulado. ganaría las elecciones meses después. el más joven jamás en gobernar. la noche de las elecciones llegaría a su hogar, cenaría con su ahora esposa, celebrarían con unos caballitos de Tequila & después sobre la cama. al terminar el acto reproductivo "simbólico", al igual que cada noche, tomaría sus audífonos & buscaría un disco que tendría mucho que no escuchaba: "Different Class" de Pulp. cuando la voz grave & melancólica de Jarvis empezara a cantar: "Why Don't You Shut The Door? & Close The Curtains..." casi a punto de arribar con Morfeo, sonreiría de pura satisfacción.

con la inteligencia que lo caracterizaría, su gobierno sería magnánimo. alabado incluso por partidos contrarios, cautivados por el carisma & capacidad de negociar, administrar & pacificar del mandatario. políticas & reformas que sus otros colegas copiarían para sus estados. el éxito sería tal, que al momento de llegar las elecciones Presidenciales, todos & cada uno de los trabajadores, dirigentes, comerciantes, gobiernos extranjeros, críticos, artistas, actores, escritores, niños & hasta simios inteligentes como los bonobos o chimpancés, apoyaríanlo. fue tal el afecto & la seguridad que tenían todos de la victoria segura & aplastante, que modificarían el reglamento constitucional & como si fuera un retroceso a las épocas monárquicas, habría un único candidato Presidencial. se efectuarían las elecciones "simbólicas". medios locales e internacionales bromearían sobre "lo apretado de la votación" & el posible "fraude electoral". se contabilizaron los votos & "¡Sorpresivamente!" titularían algunos diarios. sería Presidente. el más joven jamás en serlo. esa noche no llegaría a dormir, pero durante la celebración, en algún punto de la noche, alguien de los engendros que aún había en el pestilente gobierno, le preguntaría: "¿Cuál ponemos mi PresiPrecioso?". optaría por algo en español. "Ponte "Juegos de Seducción", dedicada a mi esposa, Grrr." en algún momento en que Gustavo Adrían entonaría "Te llevaré...hasta el extremo" sonreiría, de pura satisfacción.

tomaría posesión en una majestuosa ceremonia con cobertura internacional. de entre sus primeras acciones, sería la purga de los engendros políticos, con pruebas fehacientes, recopiladas a lo largo de su carrera hacia la Presidencia. expulsada la basura, recurriría a la incorporación de personas capacitadas que mostrarían aptitudes necesarias para ejercer su puesto, además de una sutil recomendación de alguien cercano al Presidente. legalizaría todo comercio para generar más capital & administrarlo de mejor manera. sería la utopía económica desplazando al monstruo que habría reinado por más de 50 años el dinero del mundo. los productos que se manufacturarían en esa patria, serían los mejor apreciados, los trabajos, los mejor pagados. inversionistas pelearían por depositar su capital en ese lugar. el pueblo contento, sería el país más seguro socialmente, aunque claro, no se podría eliminar por completo la violencia pues cada humano conservaría su libre albedrío. monumentos le serían erigidos. billetes & monedas tendrían su nombre. viajaría compartiendo su filosofía. casi como un mesías antiguo pero modernizado. así llegaría a su final su gobierno democrático, dejando no sólo un país mejorado, sino el mejor país existente. habría descontento por el final del mandato pero él apaciguaría los ánimos pidiendo calma, todos se calmarían pues su palabra sería obedecida, él pediría respeto al siguiente gobernante & confianza, "Respetando estos modelos, todo seguirá igual. Gracias, pueblo, los amo". llegaría a La Casa Presidencial esa noche, nostálgico, besaría a su esposa, se abrazarían & platicarían largo rato. tomaría sus audífonos. besaría a su esposa & le desearía buena noche. buscaría, ahora no un álbum, sino una canción: Timbuk3, el artista. "The Future's So Bright, I Gotta Wear Shades" la canción. pensaría: "¡Uy! esa canción es viejísima, le fascina a mi Mamá" & en algún instante antes de perder el estado de alerta: sonreiría de pura satisfacción.

sus modelos políticos serían copiados poco a poco por distintos gobiernos. en los próximos 50 años, la denominada "Utopía" que por primera vez ideó Tomás Moro, siglos atrás, sería ya no un estado inalcanzable, sino una realidad que se podía olfatear, ver, sentir, escuchar & probar...


No Obstante:
esa tranquila tarde, el acto del hermoso, pequeño & sano bebé no se detuvo. culminó la exploración sensitiva total, un proceso de investigación temprana. junto con la tierra en sus pequeños dedos, se transportaba una criatura microscópica, de hecho aún no nacía, eran huevecillos. aún así, la tierra causó un atragantamiento del bebé. quedó inconsciente. en el radio sonaba esa canción de moda: "The Future's So Bright, I Gotta Wear Shades", la última que los oídos del bebé captaron. la madre llegó asustada cuando su pequeño lucía un tono azul en su piel por la falta de oxígeno. alterada lo sacudió violentamente. como un milagro divino, sus vías respiratorias reaccionaron, sin embargo quedó inconsciente. lo llevaron al hospital infantil donde había nacido 500 días antes, días de verano. tardó en despertar un día. lucía saludable. sin embargo en todo ese tiempo no sonó ni una sola canción en el hospital. el parásito, dicen los doctores, tuvo un desarrollo inusitado, sorprendentemente veloz. los parasitólogos estarían encantados. los pediatras & los padres estaban destrozados. una crisis afectó al pequeño. los huevos, habían viajado en tan sólo 48 hrs a través del pequeño cuerpo & devorado gran parte del cerebro. los padres preguntaron el nombre. los doctores se los dijeron. ¿pero acaso importa?¿acaso importa de dónde vino el invasor?¿el conocimiento matará la pena?[ignoranceisbliss?]el daño estaba hecho. era una pregunta rutinaria. la madre lloró días. el padre esos días no, pero durante muchos años más se encerró inexplicablemente horas en el baño & si escuchabas atentamente, distinguías sollozos masculinos. así pues creció el niño, el parásito lo dejó ciego. apenas distingue los olores. la comida le es casi por completo insípida. el sentido del tacto lo tiene en algunos lugares de su piel, pero muchos son insensibles. también es sordo. sordo. sordo. nunca escuchó más que esa sola canción. si buscaran en sus recuerdos, quizá estén aún las notas por ahí, viajando entre axones e impulsos eléctricos que viajan por un mar encefálico dañado, destrozado en su temprana etapa por un invasor mortal. incluso tiene problemas motores. sordo. sordo. sordo. la música no la conoce. no conoce los valores. no conoce las doctrinas. no puede leer. no puede ni hablar. es un fantasma. pero "gracias a dios está vivo" dicen. no puede sentir el crucifijo que le pende del cuello, pero con la poca capacidad motriz que le queda, hace el lastimoso intento de besarlo. es su única actividad en los años que ha vivido. sus padres, seguramente agotados por el cuidado de su único descendiente, pronto "descansarán en paz" & no saben qué será de él, "dios nos lo cuidará". el país atraviesa por una crisis económica por engendros podridos que pululan entre las casi inexistentes redes de la infraestuctura política-económica. la seguridad es inexistente también, pues los asesinatos, abusos sexuales, psicológicos & de cualquier índole: abundan en la nación. para él, la única tarea es tratar de comer un poco, cuando no puede, lo nutren por medio de una sonda, además de comer, sus padres con orgullo presumen su "devoción" por el crucifijo. es sordo & por las noches no escucha nada, tampoco por el día, es sordo. la Utopía no existe. es sordo. sus padres escucharon esa canción de Timbuk3 hace unos días & las lágrimas llenaron sus ojos, de los dos, pues tienen bien presente que el radio emitía su canción en el peor momento de sus vidas. él no escuchó nada, es sordo, no vio nada, es ciego, no saboreó nada, es agéusico, no olió nada, es anósmico, sin embargo sintió levemente el calor de unas manos sobre su brazo, lo que lo motivó a hacer algo, asió su crucifijo e intentó llevárselo a la boca...

Fracasó.
[nosmiles.hecan'tgetnosatisfaction]


"But Don't Look Back In Anger...[hecan't]Heard You Say"
[bloodyparasites]

Palomas al Vuelo


el dolor de cabeza no cesaba. era esa punzada, leve pero constante. esa que a veces hace que, inconscientemente, lleves tu mano a la sien, ejerciendo un poco de presión. era ese tipo de dolor de cabeza. también, ocasionalmente, fruncía el ceño por la molestia, pero en realidad era sobrellevable. el único detalle importante, es que ese día, al oscurecer, se cumpliría 1 año exacto desde su aparición.

por las noches, todo se minimiza. se pueden escuchar crujidos y sonidos de los materiales reduciendo sus medidas antes expandidas por el calor. ese día, la fría mezcla de gases que llamamos aire, soplaba ruidosamente sobre mi casa. las paredes emitían quejidos perfectamente audibles y los árboles daban un concierto eólico. la mirada, mi mirada, clavada en el techo, perdida, ausente de la realidad, se acostumbraba a la oscuridad de la ventosa madrugada. mis pies no dejaban de rozarse unos a otros, con un ritmo monótono e interminable. buscaba siempre la parte más fresca de las sábanas, de la almohada, pero para tanto tiempo acostado, todo el calor corporal había invadido los tejidos textiles y la superficie era incómodamente ardiente. fue así como llegó, esa noche, en esa molesta oscuridad, pude sentir una palpitación justo donde termina la cavidad ocular diestra. fue un pinchazo agudo, lacerante. instintivamente llevé mi mano a su locación. con suave cadencia empecé a mover el dedo, tratando de aliviar el calvario físico. y logré conciliar el sueño.
al siguiente día la vi de nuevo. contemplé a la mujer que el día anterior me había dejado sin aliento, falto de elocuencia y absorto en la belleza. me aproximé para ver si el segundo encuentro resultaría mejor. intenté parecer casual, indiferente. Ja. más nervioso no pude haber estado. mi voz se tornó agitada, se esforzaba por evadir los obstáculos que mi propio cerebro le propinaba e impedía que sonara tranquila, sin tartamudeos. la elocuencia se volvió a ausentar y dije una estupidez acerca del clima.
"Vaya calurosa nochecita, ¿no?. Je Je."
Detuvo su armonioso andar, y volteó los ojos zafiro hacia mi tenso ser. no se esforzó por disimular su hartazgo y dijo:
"Hizo muchísimo frío, no sé que haya estado haciendo."
no apartó la impasible inspección azul de mi rostro que ya se contorsionaba y se teñía con un rubor patético. olvidaba que sólo un tarado como yo, se movía como imbécil por las noches, disipando energía a toda mi pequeña habitación, logrando alterar el clima a tal punto de percibirla como una "noche calurosa", cuando los termómetros marcaban 3 grados Celsius.
"Eh, ¡No! no pienseS mal, (le hablaba de TÚ, confianzudo) en mi casa, pues, este, a veces, así, por las noches, no sé, como que, pues, no sé, es extraño, pero como que así, a veces, pues, aunque haya, así, no sé, bastante frío afuera, pues adentro, JA JA, así pon que está bien, pero bien caluroso, neta, JE JE." barbaridad, bestialidad, ignorancia, estupidez y demás adjetivos intentarían y se quedarían cortos para describir el intento de oración que escupí. su respuesta no pudo ser mejor:
"Ok".
media vuelta y sus caderas se alejan de la idiotez de tipo que le quiso hacer plática.

esa noche, volvió la pulsación. lado derecho. junto al ojo. cuando intentaba dormir. con el movimiento dactilar sobre ella. me quedé dormido.

así pasaron 6 meses.
Yo:
la anhelaba. la cortejaba. me ilusionaba. me alegraba. me esperanzaba. la deseaba. la alababa. la soñaba. la imaginaba. la fantaseaba. la recordaba. la evocaba. la acosaba. la escoltaba. la fastidiaba. la disgustaba. la asqueaba. la enfadaba. la incomodaba. la irritaba. la desesperaba. la mortificaba. la cansaba.

ella me odiaba.
yo la amaba.

fue hasta el último día del sexto mes de haberme hipnotizado por vez primera, que logré delinear la más espléndida de las sonrisas en el más maravilloso semblante del Universo.
hubiera sido tan romántico como suena, si hubiera sido gracias a mi simpatía y encanto. lastimosamente, lo ocurrido no fue tan agradable.
en una de mis excesivas persecuciones infantiles, se presentó una situación horrible. justo cuando iba a cruzar la calle para alcanzarla y empezar a decir una sarta de idioteces, se me ocurrió que sería una buena idea chiflarle, así tan fino como soy. así fue como, gracias a una habilidad, la cual según Locke podemos calificar como aprendida gracias al "empirismo inglés", resoné el clásico tono para evidenciar la guapura de las muchachas, en este caso dirigido a mi obsesión. por alguna incomprensible razón, en ese momento, justo enfrente de mi rostro, pasaba una rebosante señora, dueña de unas carnes dignas de campeonato, capaces de competirle a cualquier porcino que se diga "de calidad". la gigantesca mujer, emitió una risa distorsionada por la presión de su enorme papada, sus mejillas se tornaron rosas y me envió un fatídico, doloroso y bien intencionado BESO. el malvo tono también contagió mi rostro de nosédóndemeterme. y fue ahí precisamente, cuando la dueña de mis pensamientos viró el rostro y dibujó una cruel, burlona, pero hermosa sonrisa.

esa noche, cuando la casa volvía a crujir encogiéndose, el maldito dolor intensificó su poder.

pasaron otros 6 meses sin suerte. la fortuna, al igual que Ella, se burlaba, me ignoraba y gustaba de verme sufrir. mi rostro agotado y en pena era evidente en mi trabajo. mi familia también notaba el pesar que cargaba. Atlas no cargaba casi nada, comparado a la losa sobre mí. angustiado, adolorido, fastidiado y hastiado, pasé por trillonésima vez mi huella dactilar por mi padecimiento, en el cual, como cicatriz, como vestigio de su poder, había aparecido poco a poco una hendidura roja que a veces, cuando el dolor era agudo, palpitaba frenéticamente.

así llegó la noche indicada. el año exacto. la punzada común. el alivio intencionado, que esa fecha en particular estaba reacio en llegar. me esforcé en resistir, pero mi garganta estaba árida, necesitaba un poco de hidratación. me incorporé descalzo. caminé por la penumbra de la habitación. ¡CHINGADA MUTTER! sí, la oscuridad y mi torpeza ocasionó que experimentara uno de los dolores más inmundos de la existencia. me pegué en el maldito dedo chiquito del pie con la malditísima orilla de un malditisisísimo estorbo que llamamos mueble. de verdad que sufría de forma alarmante. tu amor, la punzada y ahora el dedo. me recuperé un poco de la agonía, pero seguí cojeando hasta la cocina. encendí la luz y serví un copioso vaso de agua. la bebí con monstruosa velocidad. y como siempre, como desde hace un año, por instinto, volteé hacia su ventana.

Gulp.

La punción desapareció ipso facto. la luz proyectaba las sombras sobre las cortinas de su habitación. dos figuras femeninas se fundían en una sola, realizando un apasionado contacto labial.
decepción, pero alivio en mi rostro petrificado.

Chale, con razón.


al fin y al cabo:
¿Quién detiene palomas al vuelo?
eso ni yo.


Queen Crimson


súbitamente, cruel y vilmente, del móvil resonó un sintetizador. abrí los ojos, y rápido tenté el lugar donde se suponía debía estar el aparato. inútil fue mi empírica actividad, pues la vibración había hecho al infernal aparatejo arrastrarse por el buró hasta caer en el frío mosaico importado. en el cual, tampoco había abandonado su tarea, a pesar de su estrepitoso encuentro con la calcita. suspiré y me resigné, los momentos en los que todavía es plácido quedarse dormido, ese punto medio en el que calificas como "zombie entremuertoydespierto" se había esfumado, y ahora estaba bien alerta,despierto y dispuesto a apagar el averno musical. nunca aprendo y siempre termino detestando la canción que antes amaba y gracias a que funge como mi despertador ¿torturador? después de un tiempo, me produce calos-fríos. los números indicaban 5:07 am, el cielo confirmaba el horario y la tranquila avenida, ídem. me gusta asomar la cabeza por la ventana y contemplar la calma citadina, antes de todo el caos, antes de los bólidos metálicos y las trompetas de guerra indicando una mala jugada de los pilotos dementes. tomé una buena bocanada de smog y demás gases tóxicos y me enfilé a la cocina a preparar mi dosis habitual. saqué y coloqué un filtro, después molí el café. creo que calificaría como esnob en algunos casos, qué patético. completé el proceso y regresé a la ventana, mientras la segunda alarma del día sonaría para indicarme que la droga estaba lista. la ventaja de despertarme a la hora marcada por mi despertador es el tiempo restante. solemos, o suelo poner muchos minutos de más, para tener la prórroga necesaria de darle a mi perezoso ser un descanso, que en realidad no es descanso, pues permanece la angustia de tener que, en un corto período, espabilarse para cumplir otro día laboral o de cualquier índole. maldita rutina. siempre vives consternado. es por eso que, cuando tengo una brecha más amplia, todo es tranquilo y disfruto más de los pequeños detalles, como preparar el café con la medida correcta, abrir la ventana y disfrutar de la paz del crepúsculo. y sí, fue así, contemplando la avenida desierta y cuando los pájaros aún no trinaban el concierto matutino, que contemplé lo que nunca debí contemplar.

justo enfrente de mi edificio, como si fueran siameses separados por el asfalto, se erguía una construcción idéntica a la mía. el mismo número de pisos, el mismo número de inquilinos. alguna vez había visto a la familia que habitaba ese piso. era como de cuento ideal, Papá idiota, Mamá idiota, Niña idiota y Bebé idiota. se la pasaban diciendo cosas como: "Mamá, parece que hoy la pasaremos SÚPERFANTÁSTICO, ¿no lo presientes?", esas palabras, serían aceptables si provinieran de la infante, sin embargo, era el supuesto adulto, "padredefamilia" el que las escupía. a lo que la "encantadora" esposa respondía: "Ya lo creo, Papá, iremos a la PISCINA A DUCHARNOS, pero antes pasemos por una APETITOSA MERIENDA, y terminemos con un MANTECADO, porque tengo un apetito SÚPERFANTÁSTICO." créanlo o no, ese fue el diálogo por el que se ganaron mi desprecio. aunque alguna vez escuché que los estúpidos habían, en un arranque de ira, mandado a su hija al hospital. y he ahí su departamento, justo frente al mío. la habitación del matrimonio tenía un ventanal enorme como el mío, y las cortinas estaban abiertas de par en par. una luz brilló intensamente y la vista no pudo ser más clara. vi a los dos estúpidos acostados, arropados con el edredón aún y durmiendo plácidamente. los envidié por unos segundos, quería visitar de nuevo a Morfeo. noté algo extraño, ellos no habían encendido la luz. y vi la puerta entreabrirse. luego recordé que tenían hijos seguro era uno de ellos. por alguna razón, que mi mente no alcanzó a desentrañar, permanecía como hipnotizado, en completo silencio. no disfruto de observar a las personas, pero esta vez había algo, algo. BEEP. BEEP. casi me rompo el cuello del susto al voltear hacia el lugar de donde el sonido era proveniente. maldita cafetera. rompí el hipnotismo y fui por la dosis. agarré mi taza preferida, verde, qué bonita, ja. vertí el precioso líquido y con las comisuras más cerradas que abiertas empecé a soplar sobre el recipiente para disipar el calor. generalmente, me habría quedado en la cocina con mi Café y TV, pero regresé, inexplicablemente, a mi voyeurismo.

La luz seguía encendida, las cortinas seguían corridas y la pareja seguía dormida. la única diferencia era la presencia de una pequeña persona, de largos cabellos, dorados y brillantes como el Sol. tendría unos 13 años y de su mano pendía una especia de muñeca, y permanecía inmóvil con la mirada clavada a su padres. la otra mano se escondía detrás de su cuerpecito. pasaron unos 5 minutos y la escena era la misma. mi trance había vuelto y me era imposible apartar siquiera un segundo la mirada. de pronto la mano de la niña soltó la muñeca y observé que su cabeza faltaba. era sólo el cuerpo mutilado del juguete. el pelo áureo cubría su cara, pero una mano apartó un momento el cabello de sus ojos. podría jurar que los vi brillar, un brillo malicioso, azul como el cielo. mi boca se sentía seca a pesar del café. había perdido un poco de su calor inicial y seguía casi lleno dentro de mi taza, no había tomado nada. pasaron otros 5 minutos y la escena no cambiaba, pero tampoco mi posición ni mis pupilas apuntaban hacia otra dirección. los blancos contrastaron con las doradas hebras, una sonrisa se dibujó en la cara de la niña. lentamente, muy lentamente, su brazo se fue contorsionando hasta descubrir su otra extremidad. un destello metálico llegó a mi visión. larguísimo y plateado, seguramente afiladísimo, un cuchillo era lo que estaba en posesión de la pequeña. no me importaba nada, seguro otro habría dejado caer la taza de café o algo, pero yo no me sobresalté con ese hecho, tal vez mi cerebro no lo asimilaba. la niña dio unos pasos largos y pausados hasta el borde de la cama matrimonial.
Levantando la mano, empuñando su letal arma, como una asesina entrenada, fría y despiadada, cercenó los cuellos de sus progenitores. la escena era horrible pero la hipnosis no cedía. mi mano esta vez sí perdió la fuerza y una taza se transformó en añicos, derramando la droga sobre su gélida tumba pétrea. en el edificio de enfrente, la maníaca seguía mutilando a los estúpidos, que ahora ya no contaban con manos ni pies, la desgraciada incluso había sacado de las cuencas oculares los órganos de la visión. en la tranquilidad de la mañana, un poco ahogada por la distancia se distinguía una risa chillona, pero sobretodo, aterradora. un poco antes de perder el conocimiento, alcancé a distinguir que la mirada de la niña se posaba sobre mi atormentado rostro.

desperté en la sala de mi hogar. con el rostro bañando en café y restos de cerámica adheridos a mi camisa. tenía un terrible dolor de cabeza. y había tenido una pesadilla terrible, eso me pasa por tomar hasta tarde y despertarme tan temprano. tomé mi celular, mandé un mensaje a mi jefe explicando mi convalecencia y disculpando mi ausencia. y opté por descansar un poco.
¡vaya imaginación!
maldito sueño criminal.
estaba en el punto "zombie" pero a la inversa de la primera vez, a punto de entregarme al sueño. cuando un casi imperceptible sonido llegó a mis oídos. eran pasos pequeños, lentos. me di la vuelta sobre la cama con los ojos cerrados, fue un acto instintivo, sabía que los pasos eran de los vecinos del piso superior. algo cayó muy cerca de mi cara, algo suave. abrí los ojos y vi una muñeca sin cabeza en el piso. un camino de huellas carmesí detrás de ella, y unos pies pequeños y teñidos de rojo justo al pie de mi cama.

una pequeña risa, una pequeña mano limpiando los labios manchados de rojo y el sonido de su inocente cuerpo desapareciendo del apartamento, cerrando la puerta tras de sí. mientras,en la cama, sobre un lago de sangre, con el latido de un cansado y casi inmóvil corazón pero aún bombeando, estaba el cuerpo decapitado y mutilado de un adicto a la cafeína.

Mustang '70


metí quinta y el asfalto sintió el poder de tracción. pero tus manos, aún podía sentir tus manos. en la radio comenzó un riff popular. ¿cuál era esa canción? despegué mi mano derecha del volante y roté la perilla del volumen. tal vez con subirle la memoria despertaría. pero tu mirada, aún dolía tu mirada. regresé la mano al volante, estaba tenso, sólo cuando estoy tenso tomo el volante con las dos manos. me había alejado lo suficiente de tu escena criminal, pero aún sentía que debía huir, debía desaparecer. estaba clavado en el asiento, hacía lo necesario para manejar, pero no sabía bien cómo actuar. mis manos no temblaban por la presión contra el mandatario de la llantas. pero mis brazos se sentían débiles, estaban dañados por la imagen. mis ojos se sentían rojos, no los veía, no quería verlos, pero presentía que comenzarían a humedecerse. no me verías así. y las flores, Tus flores aún yacían en el asiento del copiloto, los tallos se habían quebrado con la fuerza que ejercí sobre ellos cuando te observé. ellas no tenían la culpa, pagaron una sentencia que no les correspondía. igual que yo. No te había herido jamás, y sin embargo tú absorbiste mi felicidad sin siquiera esforzarte. caí en tu trampa. ¿o no fuiste tú? ¿fue acaso ese Neanderthal con el que reías? ¿fue él el que me dijo el lugar de nuestro encuentro?
el efecto Doppler resonó en mis oídos más cerca y evidente de lo normal. ese imbécil casi me mata. inconsciente. no creo que mis 232 km/hr hayan tenido que ver en el cuasiaccidente. todo esto transcurría en mi cabeza, al mismo tiempo que el riff volvía a sonar en el sintonizador. ¡Diablos! cómo detesto no recordar algo. la previa advertencia de accidente pareció no hacer mella en mis alterados sentimientos. era un caos. me sentía humillado, utilizado, lastimado y todos los demás apelativos utilizados en canciones estúpidas que cantan los rotos de corazón. repentinamente, quise poner una canción triste para sentirme mejor. pero en el auto, seguían rebotando las ondas de la vieja melodía. Crimson & Clover, over and over.¡ Tommy James & The Shondells! ahora lo recordaba. y también, maldita sea, recordé tu silueta, abrazada a ese imbécil, riéndote como estúpida, en plena calle, incluso estaba tu familia y mientras tanto, las flores en mi mano, sufriendo una tortura de presión, yo sufriendo una tortura de pasión. ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?

mi pierna derecha perdió completo control mental y cometió un espasmo en un pésimo momento. me encontraba en un punto alto de la carretera. alcancé a ver la barda de protección cerca, muy cerca de mí. escuché la colisión de la defensa y el último roce de caucho con tierra, el último agarre de los neumáticos, tratando como yo, de escapar del final. nacieron unas huellas en el asfalto.no vino a mi mente mi vida. no viniste a mi mente tú. sólo me recriminaba por no acordarme de la canción antes. y de repente, mi auto se sintió planeador. adiós. y mi mente imaginó:
Crimson & Clover. Over and Over.
I'm on the Highway to the Hell.
. . .
. . .
. . .
. . .

A muchos kilómetros de ahí, una mujer lloraba de desesperación con su mejor amigo, entre los dos le habían preparado una maravillosa sorpresa al novio de la muchacha. tenían pensado anunciarle su próxima paternidad con una fiesta familiar. pero el novio, jamás se presento. ni lo haría.

Crimson&Clover.
Over & over.

Luz, cámara & acción.

ya era más de la medianoche cuando, como una vela, mi amor se apagó. no fue un proceso. no tomó casi nada de tiempo. es más, fue tan rápido que un momento miré el reloj y al otro ya no te amaba, ni siquiera te quería. había soportado tus pernoctaciones en lugares que ni conocía. había permitido tus salidas con "amigos". había permitido tus exigencias, corajes y faltas de cariño. todo lo había permitido y mi amor no se había mermado. pero algo ocurrió esa madrugada.

habías salido bien vestida, elegante, bien maquillada, perfecta. no habías dicho a dónde ibas ni a qué hora volvías, pero ya estaba acostumbrado, era lo común en tu altivo actuar. mi corazón te pertenecía. ¿corazón? ¿de dónde surgió esa expresión que siempre estará de moda? aunque ciertamente es más "poético" que decir: mi cerebro te pertenecía. o decir : produzco mucha dopamina cuando te veo. para términos prácticos diremos: mi corazón te pertenecía. a pesar de todo y todos. ¿por qué aceptaste nuestra relación
? ni siquiera te gustaba decir que éramos "pareja". tus padres no lo sabían. sólo tus más cercanos amigos me conocían como "tu novio". a mí no me importaba, lo único que me gustaba es que estábamos juntos. y había algo siempre presente en mi cuerpo, algo que me recordaba a ti, y me recordaba lo mucho que te amaba. ese algo partió pasada la medianoche. miré a mi costado, la almohada donde tú debías dormir, pero que sólo en escasas ocasiones llegabas a ocupar. miré tu armario, tus zapatos, los que yo te había comprado. miré tus vestidos, tus abrigos, todo adquirido con mi dinero. tal vez no ganaba una fortuna, pero lo poco que tenía lo gastaba en ti.

mi celular empezó a timbrar estruendosamente. debo admitir que me sobresalté. seguro eras , maldita. no respondí, ni siquiera me molesté en tomarlo. estaba en otras latitudes. lejos. me sentía libre por primera vez. tenía tan claras las cosas ahora. un plan llegó a mi mente. sabía de tu seguro de vida. era el único bien que poseías, porque igual habías engañado a tu difunto esposo, cobraste el suyo, sin embargo, a ti también te tenían asegurada. Ja. no valías ni un centavo de ese dinero. maldita. de repente reviví los momentos en que me humillabas cuando te decía que te quería. te reías. me decías que no fuera iluso. que el amor no existía. perra. alguna vez imaginé irnos a vivir a otro país, lejos de todo, como cualquier fantasía adolescente. te lo expresé. volviste a reír. volviste a llamarme iluso. no lo harías más. tomé el celular, sí eras tú la de la llamada. te marqué, puse voz de idiota enamorado, y te pregunté tu paradero. me hablaste tiernamente embrutecida por el alcohol o estupefacientes. tu voz reptaba, se arrastraba como enferma mental. ya sabía tu ubicación. tenía las llaves del auto, el auto que te compré. antes pasé por la reserva de alcohol. debía adormilar un poco a mi masa encefálica, estaba trabajando muy arduamente, se merecía un descanso. no había whisky, no había vodka, no había vino. eres una infeliz tacaña y de mal gusto. me tuve que conformar con cerveza. odio la cerveza. por suerte era "Ale", mucho mejor que la "Lager". me la zampé de un trago de todos modos, sólo quería un poco de relajación. olvidaba que la cerveza tardaba mucho en hacerme efecto y era casi nulo. tomé otro buen tarro. un poco mejor. hice una lista con lo que necesitaba. por eso mi cabeza necesitaba descanso, había trabajado sagazmente. no era mucho lo que necesitaba, pero sólo quería premiar a mi cuerpo por nada.

el lugar decía "Herpetatoo" y estaba abierto toda la noche. se secaron el cerebro para combinar reptiles con tatuajes. el encargado era como un cliché andante de tatuador. barba, pelón y panzón. actitud de rudo. perdedor. por más repugnancia que me causaba el lugar, sabía que ahí tenían lo que necesitaba. a ese imbécil le encantaba el veneno de sus "bebés", sí, así los llamaba. ridículo. pero ahora su afición sería de vital importancia en mi plan. compré un poco de veneno, estaba en un frasquito, engañé al estúpido diciendo que era una especie de científico que buscaba antídotos, le adulé su repugnante tienda, y engrandecí su "noble" trabajo. el idiota casi me creyó un dios. por poco y se mata en las escaleras al subir corriendo por los mililitros del letal y ámbar líquido. con lo indispensable en mi poder, sólo necesitaba un medio elegante para administrarlo. era admirador de los relatos de crímenes y eso. un romántico, la verdad. seguro si yo no fuera yo y fuera alguien más, me criticaría hasta morir de risa, pero doy gracias que no es el caso. primero desfiló ante mi mente el obligarte a tomarlo, cual Sócrates, cual muchos emperadores romanos. luego se me ocurrió poner un poco en cada comida, pero este veneno no funcionaba de esa forma. me avergoncé un poco de tal estupidez. por suerte, de nuevo, nadie más lo sabía. al no encontrar otros medios, opté por adquirir unas jeringas. eran baratas, y seguro producirían un efecto aterrador antes de su letal pinchazo. tuve que comprar algo de beber. mi apariencia asesina seguramente no sería tan atemorizante si me vieran tomando un Boing de mango, pero, como antes, como siempre, sólo estaba yo.

regresé a la casa. puse mi iPod en el adaptador. empezó "Psycho Killer" de los Talking Heads. hubiera sido un momento mágico, casi un milagro. pero la verdad es que en mi trayecto hice una lista con canciones que podrían "quedar" para el momento. patético, sí. con el fondo de las cabezasparlantes, empecé a pensar en mi atuendo. tenía que ser impactante. pensé en un traje a lo Vincent Vega, pero no tenía uno. y créanlo o no, lo que sí tenía era un sombrero, camisa blanca, pantalón blanco, tirantes, una "concha", botas, y pestaña postiza, ¡ah! y un bastón. sí amigos míos, su humilde asesino, quería un poco de ultraviolencia. ya vestido (pestañas y todo)y con todo el show pensado y listo para ejecutarlo, tomé la botella con el veneno. saqué una jeringa y la llené. el líquido era viscoso y costó algo de tiempo llenarla. sonaba "I'll kill her" de SoKo. y yo estaba en el sillón. faltaba algo para completar mi plató cinematográfico. fui al bar a servirme "una bien cargada". me acordé de lo tacaña y mal gusto que tenías y sólo tenías "CHELAS". odio la cerveza. entonces recordé la MilkPlus, fui al refrigerador y me serví un poco. o por lo menos así lo imaginé, porque era vil leche vacuna. y así esperé. mi lista para matar terminó con "When Death Calls" de Sabbath. y esperé más. ahora puse algo más dance. patético. sonaba "Time to Pretend" cuando una llamada interrumpió mi baile en camisa, tirantes, "concha", botas y sombrero. ¿quién sería? obviamente sabía que eras tú, pero en mi mente la escena necesitaba algo de suspenso. aclaré la garganta, descolgué y hablé. era un doctor. explicó que habían encontrado mi número en la bolsa de una señorita a la que "desafortunadamente" habían asaltado y "disparado con arma de fuego". me quedé frío. helado. inmóvil. el doctor dijo que tendría que ir a reconocer el cuerpo. estaba frustrado, no por tu muerte, sino porque mi plan, como casi todo lo que hago, no había fructificado. me dijo la dirección. busqué rápidamente una gabardina. sí, una gabardina. agarré mi iPod y busqué una canción en específico. tomé las llaves, mi bastón y todavía con el sombrero fui a tu encuentro.

serían las 4 de la mañana cuando entré al cuarto. no era un hospital, ni la morgue. era simplemente un local donde te habían "plomeado". perdedora, ni siquiera estaba grotescamente realizado. sólo te habían dado certeramente en el corazón. parecías dormir. inmediatamente te reconocí. había un hombre a tu lado. dijeron que te había intentado defender y que también le había costado la vida. me alegré, maldita prostituta infiel. le pedí al doctor que me dejara solo. el ingenuo pensó que quería llorar mi pena o algo así. al momento de irse, cerró la puerta. me desabroché la gabardina lentamente dejando al descubierto mi atuendo "droogiano". saqué el iPod del bolsillo. tomé mi bastón. me coloqué los audífonos. apreté "play". una alegre melodía empezó. te desgarré el vestido. Gene Kelly comenzó a cantar:
"Singin' in the rain
Just singin in the rain
What a glorious feeling!
I'm happy again".

Ja ja ja ja ja. mi risa retumbaba en las paredes.
Bastonazos se distinguían.
El viejo in-out.
Tu seguro de vida ahora no era importante.

El acto final, en mi mente por lo menos, no había salido tan mal.

Ludwig Van & Fade Out.

Corten.